jueves, 20 de agosto de 2009

CSP, ¿y ahora qué?

Hace unos días recibí la buena noticia de que había obtenido la certificación CSP (Certified Scrum Practitioner) de parte de la Scrum Alliance. Mi primera reacción fue de alegría y satisfacción, obviamente. No considero que sea una certificación fácil de obtener pues, a diferencia de muchas otras, lo que se evalúa es un cuestionario de unas 20 preguntas acerca de la experiencia que uno tiene aplicando (o al menos intentando aplicar) Scrum en un contexto específico. A diferencia de la certificación CSM, que sólo requiere llevar el curso (aunque próximamente será exigible un examen on-line de alternativa múltiple) y que tiene aproximadamente 56,000 personas certificadas en todo el mundo, la CSP sólo tiene alrededor de 600.

Una vez pasada la emoción, me empecé a preguntar qué es lo que vino antes y también qué viene después. Un paso lógico sería buscar obtener la CSC o CST, que no son nada fáciles (ni baratas, valgan verdades). Sin embargo, más que eso, en este momento me gustaría reflexionar un poco sobre la real utilidad de las certificaciones.

Hubo un tiempo en que buscaba obtener certificaciones de manera un tanto obsesiva, por varias razones: siendo valoradas en el mercado, usualmente llevan a un mejor sueldo y posición, demuestran el conocimiento que puedes tener en una determinada materia y por supuesto, ¡lo hacen sentir muy bien a uno cuando las recibe! No niego que me sirvieron de mucho, profesionalmente hablando. Pero la verdad es que de, de todo el conocimiento que adquirí estudiando para esos exámenes, una buena parte simplemente ha desaparecido de mi memoria, o para decirlo más elegantemente, no fue correctamente indexado y, por lo tanto, es inubicable.

La realidad es que para que el conocimiento sea realmente útil es indispensable acompañarlo de la experiencia. Es ésta la que permite validar lo aprendido, combinarlo en nuevas formas e incluso descartar aquellas cosas que no son tan válidas en la práctica. Ahora, todo esto suena muy obvio, ¿no? Sin embargo, muchas empresas no lo ven de esa manera. Se concentran únicamente en el certificado y no toman en cuenta la experiencia, confiando en que por poseer el cartoncito (o PDF) la persona será capaz de asumir los retos propios del trabajo. Esto sería similar a que se contrate a un gerente recién egresado de un MBA, ¡pero con ninguna experiencia gerencial!

Ahora, no estoy en contra de las certificaciones. Simplemente pienso que no es un indicador 100% fiable (quizás ni 50%) de lo que una persona puede hacer en el campo laboral y por lo tanto, considero que no debería jamás ser un requisito indispensable o exigible para un puesto relacionado al desarrollo de software. Las veces que he entrevistado gente (que han sido varias) he tenido mucho cuidado en este punto, llegando incluso a rechazar postulantes con muy bonitos certificados pero sin la experiencia necesaria o sin una personalidad que viera que encajaba adecuadamente con nuestra cultura empresarial.

2 comentarios:

Rickardo Avila dijo...

Primeramente felicitarte sobre esta nueva certificacion.. espero que lo celebres como se debe ;)

Con respecto al tema en si de para que sirve una certificacion ( en mi experiencia profesional) lo veo desde el punto de porque quieres sacar una certificacion. Si uno estudia a conciencia y con el deseo de aprender creo que (logre o no la certificacion) sentira que ha aprendido temas que el mercado actual considera importante (los objetivos de cada certificacion estan acordes a lo que se trabaja realmente.. eso espero).

Otra cosa muy diferente es dar una certificacion para obtener reconocimiento, obtener algun puesto o simplemente colgarlo en tu pared y que sea el centro de miradas en tu oficina. Yo creo que gastar el tiempo en algo que no crees a conciencia, al final no te dara la satisfacciones que deseas. Al final el conocimiento y experiencia triunfa sobre el papeleo jeje

Saludos! y espero otra reu con la gente de SSS.

José Díaz Díaz dijo...

Gustavo, felicitaciones por la CSP. Eres de las pocas personas que conozco hacen de Scrum su día a día. Sería muy bueno verte commo CST. Evalúalo, se que es caro, pero, cerraría con broche de oro todo el caminar agile que has comenzado.

Definitivamente estoy de acuerdo contigo en que una certificación tiene que ir de acorde a tu visión y misión personal, sino, no tendría sentido la inversión.

Abrazo y que sigan los exitos.